La pastoral vocacional es responsable de establecer una relación entre pastorales afines (Parroquia, familia, escuela católica, pastoral juvenil, pastoral de adolescentes, pastoral familiar, etc) y promover las vocaciones especificas desde una perspectiva eclesial para la promoción vocacional. En comunión con la comisión diocesana para las vocaciones y ministerios impulsa una cultura vocacional (vocacionar la cultura, la pastoral, el ambiente, etc) que promueva, forme y acompañe las distintas vocaciones.

Significado de Hinneni

HINNENI significa en hebreo: “Aquí estoy”

La primera pregunta que el Dios bíblico le hace al ser humano es: “¿Dónde estás?” (Génesis 3:9)
La palabra hebrea Hinneni (heme aquí o aquí estoy) se utiliza en la Biblia para describir el estado de atención plena y percepción consciente. Es el ser y estar presente. Con su respuesta –Hinneni–, Abraham y Moisés, como muchos otros en la biblia, demuestran su deseo de recibir lo próximo que vendrá, sin condicionamientos y tantas expectativas, sino que libre y pleno de fe y confianza en que “todo es para bien”.
Hinneni es un estado equilibrado del Ser. Es estar espiritualmente abierto a lo Divino.Significa estar “aquí y ahora” en cuerpo, alma y espíritu.Hinneni es un enorme SÍ!. El término se relaciona con un estilo “bíblico” de contestar al llamado de Dios. Dios llama a algunos por el nombre propio:
– Al pie del monte Horeb, desde la zarza ardiendo (Éx 3,4): ¡Moisés! ¡Moisés!- Junto a la tienda del Patriarca, en Beerseba (Gn 22,1): ¡Abrahám! ¡Abrahám!
– En el santuario de Siló, al adolescente elegido (1Sam 3,4-6.10) ¡Samuel! ¡Samuel!
La respuesta es siempre la misma. Una palabra hebrea, precisa, de intensa fuerza demostrativa: Hinnení, ¡Heme aquí!, traducida al latín como Ecce ego!
(El sufijo ní representa el pronombre de primera persona).
Es la misma respuesta que ofrecieron los apóstoles al “Sígueme” de Jesús. Es la respuesta a la invitación de Dios, un Dios que habla a sus amigos.